Coolechera es una cooperativa que este año llegó a sus 85 años de vida. Son los líderes en la región Caribe y su presencia más fuerte es en Barranquilla. Para la compañía los años 2017 y 2018 han sido importantes porque han visto el sector de una forma diferente. Eso significa salirse de lo tradicional y mirar hacia donde puede girar el negocio.

Jorge Rodríguez, gerente de la empresa, reconoció que la leche en polvo en el país ha afectado a todas las compañías lácteas por cuenta de los TLC y la llegada de ese producto terminado proveniente de Europa, algunos países de Suramérica y Estados Unidos, situación ha llevado a los empresarios a usar sus excedentes de leche líquida y tratar de encaminarse hacia otros negocios.

En el caso de Coolechera han ido creciendo en el rubro de quesos. Sin embargo, reconoció que hay un gran mercado y potencial en Colombia, ya que en el país no se come ni la tercera parte de lo que se debe consumir en el año. Eso los ha obligado a mirar hacia ese tipo de negocios.

Las cremas de leche, los derivados para untar en el desayuno y en la mesa, son algunos de los productos que la cooperativa desconocía, pero por fortuna nos dimos cuenta que es un nicho de mercado importante y en donde hay que crecer. Recientemente dimos a conocer un queso mozzarella que no estaba en el portafolio, por lo que le estamos apuntando a ese tipo de productos”, detalló.

Rodríguez hizo una breve radiografía del consumo de quesos en el país, en donde se destacan el mozzarella y el queso fresco, bien sea costeño, campesino o doble crema, de acuerdo a la región del país, pero además de eso hay un camino muy largo que recorrer en toda la diversidad y variedad de quesos.

Aunque es un tema de cultura y enseñanza, la costumbre de los colombianos es ingerir quesos con valor agregado del mercado internacional, pese a que esa materia prima podría producrise en el país, por lo que es un trabajo que las compañías nacionales deben hacer a través de degustaciones, eventos, pruebas, para que el público se interese en conocer un producto distinto.

Sabemos que el negocio de leche en polvo no va a mejorar en los próximos años a menos que nosotros con el dólar podamos hacer algo y que el producto sea rentable para el mercado nacional, porque hoy en día la industria colombiana no le compra leche en polvo a nuestras compañías porque le sale más rentable traerla del mercado internacional. Disminuimos un poco a lo que nos dedicábamos antes que era la pulverización de leche y ahora estamos apuntándole a la venta, el canal tienda, supermercado, ese es nuestro enfoque”, reveló.

A pesar de las dificultades originadas por la leche en polvo, Coolechera sigue pulverizando los excedentes porque todavía hay empresas que tienen su formulación con sus productos, pero el resto de la materia prima le están usando en nuevas alternativas como los quesos, productos para untar y bebidas para niños.

Nota de: contextoganadero.com